Dieta Flash

Tras un año en el que la dieta Dukan ha sido la protagonista de todas las dietas y de noticias por la controversia de lleva una alimentación mayoritariamente proteica, llega estos días previos a las fiestas en las que más engordamos; la dieta Flash.

Siguiendo los principios de Pierre Dukan, en nuestro país Manuel J. Ucero nos descubre, de forma resumida, los trucos de una alimentación proteica en su libro llamado “La Dieta Flash”. La novedosa dieta que si se toma en serio promete a las personas obesas perder rápidamente esos kilos de más y no recuperarlos, ya uqe durante la dieta te enseñan a llevar una alimentación sana y no “ser una válvula de escape que nos lleva hacia la obesidad”.

Para que esta sea totalmente efectiva, durante los tres primeros días se debe hacer una dieta depurativa a base de arroz integral con verduras. Con una ingesta controlada de frutas, entre las que se encuentran; manzanas, fresas y cítricos. Tan sólo se podrán tomar 3 piezas al día.

Mientras duren estos días de depuración de nuestro organismo hay que beber mucha agua e infusiones diuréticas. Pero nunca se debe alargar este periodo, ya que nuestra salud puede correr peligro.

Pasados los tres días, comienza la dieta proteica. Esta dieta disminuye casi al mínimo la ingesta de carbohidratos que son los que causan el sobrepeso.

Hay que ser consciente de que los dos o tres primeros días se harán cuesta arriba, pero una vez superados, tendrás una sensación saciante después de comer.

Paso a paso hacia tu peso

Para hacerlo de forma ordenada y que no dé lugar a dudas, se divide en fases, en todas ellas, se harán 3 comidas y 2 temtempiés diarios:

 

1º Fase Estricta: Durante los próximos 15 días solo se comerán proteínas de origen vegetal natural, es decir, huevos, lácteos y proteínas vegetales (tofu, legumbres, brotes de soja, frutos secos, algas…). De esta manera, se reducen los azúcares, hidratos y grasas. Aunque es la fase más severa, también notarás mayores resultados porque se pierde el 80% del sobrepeso.

 

2º Fase Reeducación Alimentaria: Aquí se sigue perdiendo peso, pero de forma más lenta y se reintroducen paulatinamente todo tipo de alimentos y se toma consciencia de los nuevos hábitos dietéticos que ayudarán a mantener el peso conseguido.

Es crucial esta fase para conseguir el peso deseado o retomar los kilos perdidos sino se mantienen las costumbres de esta dieta. Cabe recordar que es bueno que un endocrino revise todo el proceso, no solo para controlarlo sino para aconsejarte.

3º Fase de Mantenimiento: es la última y la más larga, ya que debe conservarse toda la vida. Lo que no significa que haya que renunciar a la vida social ni se dejen de tomar dulces. Siempre y cuando se hagan en pequeñas dosis.

 

Todavía estás a punto para estar estupend@ estas Navidades; controla los carbohidratos, dulces y grasas. Anota los consejos de Ucero y haz ejercicio 5 veces a la semana. Te sentirás más liger@ y llen@ de vitalidad.