Exfoliación de la piel

Como todo ser vivo nuestra piel se regenera todos los días aunque no seamos conscientes de ello. Cuando nos rascamos la piel estamos eliminando capas de la piel y células muertas. En verano este picor se incrementa debido a que nuestra piel está más expuesta a los factores externos como el sol, el viento, la humedad… Y si no mantenemos la piel limpia e hidratada puede agrietarse, pelarse o escamarse. Por todo esto es conveniente preparar la piel con una exfoliación regular para que luzca resplandeciente y cuidada.
(más…)