Especial Labios

Con el viento, el frío nuestros labios tienden a agrietarse y nos provocan escozor. Además si padecemos una gripe o fiebre pueden aparecer los antiestéticos herpes labiales.

La piel de esta zona es muy delicada y los problemas aumentan con el paso de los años si no se cuidan adecuadamente.

Los labios tienden a deshidratarse por culpa de la saliva. Las consecuencias que tiene: descamación, tirantez, aparición de grietas y pérdida de volumen, lo que conlleva una disminución de su grosor que se acentúa a partir de los 40.  Además la zona que lo rodea; las comisuras, el labio superior comienzan a descolgarse y a aparecer arrugas que si se es fumadora se marcarán más de lo normal tanto por los efectos negativos de la nicotina como por el gesto que se hace al aspirar tabaco.

Tres trucos para cuidarlos

Hidratación. El mejor remedio para conservar la salud y un buen aspecto de tus labios es mantener el nivel de hidratación. Esto se consigue simplemente utilizando varias veces en el día un bálsamo labial hidratante o vaselina. Hidratación y belleza van de la mano: cada vez tenemos más oferta de barras de labios hidratantes, con efecto voluminizador, reparador e incluso con protección solar, muy recomendable para esta zona.

Exfoliación y bálsamos. Al igual que ocurre con la piel del resto del cuerpo también debemos eliminar las células muertas o pellejitos que aparecen. Para eso nada mejor que hacer una exfoliación suave con un gel determinado o bien utilizando una toalla con la que frotarlos.

Si están agrietados, debes ser más constante con las aplicaciones de bálsamo. Este debe ser muy emoliente o de efecto regenerador, para eliminar células muertas y aliviar la sensación de escozor. Y en cuanto sientas que la piel de los labios vuelve a estar tersa, usa bálsamos calmantes, ricos en ingredientes grasos.

Al maquillarlos. Los labiales que perduran suelen resecar los labios. Fíjate en que además de duraderos sean hidratantes. Para el día a día es más correcto y menos agresiva aplicarse gloss, o labiales suaves.

 

Según tu físico

Rubias:

Si quieres adaptar un look  aniñado opta por: rosa palo, melocotón, nude.

Sin embargo, si quieres adoptar una actitud más sensual ríndete a los rojos brillantes y deja los tonos más oscuros a un lado. Nunca te pongas gama de marrones porque apagarán tu boca.

Morenas:

Al contrario que las anteriores aquí podrás atreverte con el rojo y los colores oscuros. Aunque sea muy trendy tendrás que evitar el color coral que en tus labios no resaltará.

Pelirrojas:

Aparentemente puedes tener dudas y limitarte en la gama cromática, pero al revés. El color de tu pelo, de por si atrevido, te permite ser arriesgada con tus labios. Obvia los marrones, y rojos mate, así como los burdeos y ciruelas y di si a los nude, corales y rosas.

Ahora que ya sabes todo lo que debes hacer para tener una boca más sensual sólo te queda ponerlo en práctica. ¿Cómo te ves?